Al fin queda regulado el teletrabajo en España

La crisis por la pandemia de la COVID-19 y el consiguiente confinamiento supusieron un antes y un después no solo en nuestras vidas a nivel personal; sino también a nivel profesional, ya que muchas personas tuvieron que realizar su actividad desde su casa. Esto dio lugar a la consolidación de un concepto del que hasta entonces no se había oído hablar demasiado: el teletrabajo.

Este, al ser un terreno apenas explorado en España, supuso confusión y problemáticas a nivel laboral y fiscal para muchas empresas. A raíz de ello, se empezó a trabajar en una ley que regulase esta nueva forma de trabajar.

Así, el día 11 de julio de 2021, no hace ni un mes, entró en vigor la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia, donde se recoge la regulación de teletrabajo en España.

Ley del teletrabajo, ámbito de aplicación

El teletrabajo surge en contraposición al trabajo presencial. A diferencia de este, se realiza a «distancia mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de comunicación».

El texto consolidado define, además de los anteriores, el trabajo a distancia como la “forma de organización del trabajo o de realización de la actividad laboral conforme a la cual esta se presta en el domicilio de la persona trabajadora o en el lugar elegido por esta, durante toda su jornada o parte de ella, con carácter regular”.

La actividad de los trabajadores que presten voluntariamente sus servicios retribuidos por cuenta ajena, bajo la dirección u organización de otra persona (física o jurídica) está sujeta a esta ley.

Importancia de la voluntariedad

Un matiz de especial relevancia es el carácter voluntario de realizar esta forma de trabajo; ya que tanto el empleado como el empleador deben haber acordado voluntariamente que el trabajo se realizará a distancia. Además, este acuerdo debe estar redactado y firmado por ambas partes, y siempre será reversible en caso de ser menester.

Asimismo, de la regulación del teletrabajo se deriva una serie de derechos, los cuales garantizan que el trabajador que opte por el teletrabajo pueda gozar de las mismas oportunidades que sus compañeros que trabajan presencialmente.

El acuerdo de teletrabajo

El artículo 7 de esta ley establece una serie de puntos a convenir entre empresa y trabajador. Además, otorga la libertad de modificar las condiciones establecidas en el documento; siempre y cuando estas modificaciones sean de común acuerdo.

 

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al día

Entradas relacionadas