Cierre contable ¿Cómo puedo hacerlo correctamente?

Este 2021 ¿tu negocio ha generado pérdidas o ganancias?

Si no lo sabes, es hora de ir revisando y cuadrando las cuentas de tu empresa antes de que finalice el año. Sabemos que puede suponerte un un auténtico reto pero el cierre contable es un proceso muy importante que debes conocer con exactitud.

¿Qué es el cierre contable?

Antes de contarte qué es el cierre contable y los pasos a seguir para realizarlo adecuadamente, te adelantamos que tener al corriente la contabilidad de la empresa es obligatorio. De hecho, tendrás que presentar documentos ante Hacienda que verifiquen el estado de tu compañía.

El cierre contable es un procedimiento que se realiza para poner fin a las cuentas anuales de la empresa dentro de un ejercicio contable (normalmente suele ser de 12 meses) y nos permite conocer el total de pérdidas o ganancias que ha tenido la empresa dentro del periodo estudiado. Este cierre suele asociarse al año natural, es decir, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

Pasos a seguir para realizar un cierre contable perfecto

Si quieres realizar el cierre contable por tu cuenta, vamos a indicarte una serie de pasos que debes seguir. Antes de cerrar el año de tu empresa, debes de cuadrar toda la contabilidad comprobando que los datos coincidan.

Balance de comprobación

Este balance se realiza para comprobar que todos los datos contables corresponden con lo que se ha registrado en el Libro Diario.

Revisión del cuadro de cuentas del Plan General Contable

Es importante que toda la información que se incluye en el cuadro de cuentas del Plan General Contable es correcta. Por esta razón, habrá que revisar la información registrada en los grupos de: financiación básica, inmovilizado, existencias, acreedores y deudores, cuentas financieras, compras y gastos, ventas e ingresos, gastos e ingresos del patrimonio neto.

Existencias

Recuento de todas las unidades que no se han vendido, las mercancías o las materias primas utilizadas para fabricar los productos. Si no tienes en cuenta las existencias, te aseguramos que va a afectar de forma negativa al resultado de tu empresa.

Deudas y créditos

Aquí hay que tener en cuenta y revisar todas las deudas que pertenecen al año contable (en este caso deudas de la empresa en el año 2021) y también todos aquellos créditos que aún están pendientes de cobro.

Ajustes contables por periodificación

Este es uno de los pasos más sencillos. Debes de ajustar todos los gastos e ingresos que vas a tener en cuenta para posteriormente, poder realizar el cierre contable. En el caso de que la empresa cuente con gastos o ingresos anticipados, será necesario incluirlos.

Cuenta de pérdidas y ganancias

En este paso tendrás que realizar la cuenta de pérdidas y ganancias, es decir, la diferencia entre los ingresos totales del año y los gastos totales del año.

Amortizaciones e inmovilizado material de la empresa

Se incluirá el valor total de todas las amortizaciones y también, todo el inmovilizado material de la empresa.

Libros contables

En estos libros se incluyen el balance inicial, los balances de comprobación de sumas y saldos, el inventario de cierre y todas las cuentas anuales.

Asientos contables para el cierre

En este último paso, debes de realizar los siguientes asientos:

– Asiento de regularización: aquí debes de poner la diferencia entre gastos e ingresos (cuenta de pérdidas y ganancias). El resultado puede ser positivo o negativo.

– Asiento de cierre: se realiza para cerrar el ejercicio contable.

– Asiento de apertura: debes de hacerlo para iniciar el nuevo año contable.

Cerrar el año cuanto antes es una buena práctica

Como has podido comprobar, no es del todo sencillo realizar el cierre contable. De hecho, para llegar a dicho asiento, es necesario que cuadres antes toda la contabilidad de la empresa siguiendo los pasos que hemos indicado en anteriores párrafos.

Contar con profesionales de asesoría contable, puede ahorrarte tiempo en este tipo de gestiones. Además, te asegurarás que una vez realizado el cierre contable, se traslade toda la información a Hacienda antes de que finalice el plazo (seis meses).

Consigue hacer más sencillo el día a día de tu empresa.

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al día

Entradas relacionadas